Tradición medieval y naturaleza sorprendente

A orillas del Tech, en el corazón del Vallespir francés, rodeada de colinas frondosas cubiertas por un manto de encina y castaño, al pie del Canigó, en una tierra rica en hierro esculpida por el agua, se alza la pequeña villa de Arles-sur-Tech en torno a su abadía benedictina del s. XII y junto a las gargantas más estrechas del mundo, Las Gargantas de la Fou.

De origen romano, el pueblo tal y como lo encontramos hoy surgió a la sombra de la abadía benedictina de Santa María en el siglo X y fue tramando una red de callejuelas que se consolidaría en el s. XII.

La Iglesia abacial de Santa María constituye uno de los monumentos más importantes y menos estudiados del periodo de implantación del estilo lombardo en la arquitectura catalana del siglo XI. Su monumentalidad contrasta con su sencillez. Su estructura, compacta, está formada por tres naves con bóveda de cañón rota que reposan sobre pilares. Conserva el portal románico más antiguo del Mediterráneo, del mismo año de su consagración, con dos leones esculpidos flanqueándolo la función de los cuales, reza la tradición, era devorar los pecados de los feligreses que cruzaban la puerta.

Su interior aloja varios elementos destacables, como el gran retablo barroco de 1646, el primer retablo esculpido de la región, la cual cosa significó una auténtica revolución en la Cataluña Norte, , puesto que hasta el momento los retablos eran pintados, y en que llegaba hasta la bóveda.

Otro elemento importante es el órgano de 1763, que conserva el sonido original barroco, algo insólito y que le convierte en objeto de deseo de organistas del mundo entero.

 El claustro, del siglo XIII, es de mármol blanco de Céret y piedra caliza de Gerona, fue el primer claustro gótico de la Cataluña Norte y es un ejemplo único al norte de la Albera de claustro de doble columna.

LES GORGES DE LA FOU

A sólo 2km de Arles-sur-Tech se halla una de las maravillas naturales de la región. Las gargantas de la Fou son las más estrechas del mundo y de las más profundas de Europa. Fou es una palabra que en catalán antiguo significa barranco. Aquí, el agua de un riachuelo ha ido esculpiendo en la roca una fisura de entre 200 y 250 metros de profundidad, con una longitud total de 1739 metros, 1500 de los cuales se pueden recorrer a pie gracias a una serie de pasarelas metálicas.

Cuenta la leyenda que brujas y espíritus hostiles residían en estos parajes y nadie se atrevía a aventurarse en ellos. En el siglo XIX una banda de asaltadores de caminos conocida como Els Trabucaires las utilizaron como escondrijo para huir de los soldados. De poco les sirvió. Acabarían sentenciados a muerte y ejecutados en Perpignan en 1846 pero su botín jamás apareció. Dice la tradición popular de la zona que puede que siga escondido en algún recodo del desfiladero.

La visita se puede realizar en unas dos horas con calma pero si eres de los que te gusta parar, admirar y realizar cientos de fotografías, podrás tardar perfectamente tres horas en realizar el trayecto de ida y regreso. Al final del recorrido hay una plataforma a modo de zona de descanso muy útil para tomar un poco el sol -prácticamente es el único lugar donde incide en todo el recorrido- y empezar a regresar.

Las pasarelas metálicas son seguras, aunque no son adecuadas para perros, por lo cual no les está permitida la entrada. Junto a las taquillas hay unas perreras para poder dejar a estos animales. A lo largo del recorrido iremos hallando cascadas, grutas naturales y una variada y sorprendente vegetación. La temperatura aquí – de unos 15ºC- en las zonas más ombrías convierten este desfiladero en una buena alternativa durante los meses más calurosos. Por el camino iremos hallando varias plataformas con bancos en los que sentarnos a disfrutar de este lugar único.

El precio de la entrada es de 10 euros para adultos, 5 euros para niños y gratuito para los menores de 5 años e incluye el casco de seguridad obligatorio. Existe un servicio gratuito de autobuses lanzadera desde los pueblos de alrededor.

Más información en:

www.gorgesdelafou.com 

www.tourisme-pyreneesorientales.com

Artículos Relacionados